Imagen de la más reciente deportación /cortesía redes sociales.

Los venezolanos que lograron obtener el permiso especial de estadía y trabajo por parte del gobierno de Trinidad y Tobago, en teoría tienen sus días contados. Este documento expira el 31 de diciembre de 2020. En medio de la incertidumbre, las anormalidades en torno a esta «tarjeta» se dejan saber.

El gobierno de Trinidad y Tobago concedió un permiso especial a miles de venezolanos que arribaron ilegalmente a ese país en mayo de 2019. Se trata de un documento al que han denominado «tarjeta». Esta permite ciertas libertades de estadía y acceso a trabajo, no obstante, todo acaba en diciembre de 2020.

El documento expiraba en julio de 2020, pero el Primer Ministro, Keith Rowley, prorrogó el  permiso hasta diciembre.

Las anormalidades en torno a esta tarjeta han cobrado fuerza. Varias  personas aún aguardan por sus documentos pese a que fueron registrados en sistema. Han pasado meses y todavía no lo tienen en manos. Pero los venezolanos han denunciado las contradicciones del gobierno trinitario, al amenazar a los comerciantes de multarlos por contratar a los criollos que vayan por trabajo, así estén al día con el papel autorizado por la misma oficialidad. La sanción contra la empresa acarrea un  pago de hasta 50 mil dólares «TT».

Varios deltanos han informado que algunos policías han roto este documento con tal de detener a los venezolanos y enviarlos a su país. En medio del contexto migratorio, los vulnerados han criticado al gobierno del presidente Nicolás Maduro, a la Acnur y otras organizaciones de derechos humanos, por considerar que los han abandonado en sus gestiones de ser tratados como refugiados. Venezuela aún atraviesa por una difícil situación que se ve agravada por los conflictos políticos internos, empeorados por la pandemia de la Covid-19.

Más de 200  venezolanos han sido deportados de la isla de Trinidad y Tobago en lo que va de confinamiento social por el nuevo coronavirus. El más reciente ocurrió el 20 de septiembre. El permiso gubernamental vence el 31 de diciembre del año 2020. Se estima que en enero se retomen las redadas policiales, sin la certeza de que todos deban regresar al país que ya no les pudo dar lo que ahora Trinidad y Tobago les da: comida.

Loading...
Compartir