Rodolfo Nin Novoa, Canciller de Uruguay / Foto: archivo.

El gobierno de Uruguay renunció al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, después de las nuevas sanciones aprobadas por los países suscriptores de este estamento en Nueva York, al considerar que es una agresión no solo al Estado, sino también a los venezolanos.

De esta forma, el Ejecutivo uruguayo cumplió con la amenaza que hizo el lunes 23 de septiembre en los momentos previos a la reunión.

Aunque el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, advirtió que la decisión no es a favor de la administración del presidente Nicolás Maduro, sino a favor del derecho internacional.

“Uruguay considera que esta resolución sienta un gravísimo precedente en materia de derecho internacional, particularmente en lo relativo a la solución pacífica de las controversias y el principio de no intervención, incluyendo la posibilidad de una intervención armada”, argumentó el canciller uruguayo al referirse a la renuncia de su país al TIAR.

A juicio de Novoa, las medidas anunciadas por los países signatarios deja abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela.

Respecto a este último argumento de Novoa, los países signatarios han asegurado que descartan una acción militar.

En el segundo día de reunión, 16 países de los 18 que forman parte del TIAR, refrendaron una decisión que implica investigar, perseguir y capturar a funcionarios del gobierno venezolano acusado de violaciones de derechos humanos, sumado al congelamiento de cuentas y embargo de bienes en suelo de los países signatarios.

Loading...
Compartir