Lizetica piensa inaugurar una nueva era en el ámbito de la gestión pública en el Delta, al más puro estilo de algunas de las más importantes empresas estatales chinas, se plantea la posibilidad de exportar alimentos a través de Wabonokoida para generar divisas que inyecten mayor cantidad de recursos a las arcas del estado.

Con la permisologia lista, las gabarras a su alcance, los contactos bilaterales bien definidos, la autorización del alto gobierno, y la posibilidad de inaugurar una ruta comercial de gran volumen entre el Delta y Trinidad, desea dar un primer paso.

A ese intercambio inicial, que posiblemente se traduzca más en un trueque de productos buscando paliar nuestras carencias, quizá le sigan los comerciantes deltanos procurando establecer vínculos de corte similar.

Sin aclarar cómo piensa hacerlo, puede que tenga pensado expandir los ingresos de la empresa pública de alimentos vendiendo a precios más elevados en la vecina isla, para poder comprar mayor cantidad de rubros puertas adentro en nuestro país, cabe recordar que los precios a que expende los rubros alimenticios Wabinokoida a través de los Clap, son subsidiados y no generan márgenes de ganancia que permitan incrementar la operatividad de la estatal de alimentos. Mayores beneficios se traducirían en un potencial de compra superior, lo cual le permitiría a su vez traer mayor volumen de alimentos al Delta.

Puede que también haya pensado en convertirse en una especie de reguladora de las exportaciones que desde nuestro estado se efectúan hacia la vecina isla –muy pocas en la actualidad-, facilitando el transporte y los permisos correspondientes a cambio de beneficios traducidos en divisas extranjeras convertidas a bolívares, que tendrían como destino las arcas públicas.

La idea se viene manejando de manera discreta desde hace mucho, siendo la primera oportunidad en que la mandataria la asoma públicamente, lo que indicaría que está decidida a dar los primeros pasos en esa dirección.

Habrá que esperar los venideros días, para conocer que tiene en mente la ciudadana gobernadora y su equipo de gobierno, y hasta que punto no se trata de una promesa de ocasión o de una vaga idea que no tiene piso ni asidero alguno.

 

 

Loading...