Grupo opositor del sindicato de docentes / Foto: cortesía.

Nota de prensa institucional

Sic.

Con motivo de la conmemoración a nivel nacional del Día del Maestro este miércoles 15 de enero, el Presidente del Sindicato Regional de Educadores en Delta Amacuro (Sireda-Fenatev), Juan Figuera, denunció que aproximadamente el 60% de los maestros, así como personal administrativo y obrero, han abandonado las escuelas durante los últimos meses a causa de la profunda crisis económica.

El dirigente sindical señaló  que,  Delta Amacuro es uno de los estados que registra el mayor número de deserción laboral del gremio, puesto que la emergencia educativa se acentúa por el difícil acceso a las escuelas en zonas rurales y fluviales, que comprenden más del 70% de la geografía regional, ante el deficiente salario, precarias condiciones de infraestructura y el agravante de una considerable  limitación en la distribución y venta de gasolina y consecuente paralización del transporte.

El medio de una pugna entre movimientos sindicales y patrono que amenaza con la paralización indefinida de actividades escolares por la exigencia de mejoras contractuales que garanticen la estabilidad socio económica de los docentes, el presidente regional de Sireda- Fenatev señaló que los maestros no tienen motivos para celebrar, puesto que el gremio se encuentra al borde de la miseria.

«Con un salario de hambre y sin seguros médicos ni funerarios, los educadores siguen firmes. Quienes permanecen en las aulas son maestros con vocación, porque asisten a impartir clases a pesar de no tener cómo costear su alimentación ni la de su famulia, cómo vestir ni calzar, cómo costear un transporte y mucho menos material de trabajo. Hoy nuestros trabajadores quieren que ese esfuerzo sea retribuido y lo que han recibido ha sido engaños», agregó el dirigente.

Figuera explicó que los líderes sindicales, así como los maestros tienen claro que, aunque exigen logros contractuales, la calidad de vida del gremio va más allá de la forma de nuevas convenciones y aumentos porcentuales.

«El rescate de la educación en Venezuela pasa por la salida del régimen de Nicolás Maduro del poder, porque más allá de una pugna sindical, la crisis que hoy envuelve la educación tiene su origen en la profunda crisis política. Quienes están en el poder son los mismos que llevan años sordos ante los reclamos de los gremios, que ordena y ejecuta erradas políticas económicas y al que no le importa la educación al abandonar el sector a su suerte», recalcó.

Año escolar a medias

Juan Figuera manifestó que al inicio del segundo lapso del año lectivo 2019-2020, los planteles siguen a media máquina, puesto que más del 75% de estudiantes no se ha incorporado a clases, considerando que estas estimaciones podrían traducirse en deserción escolar anual en julio próximo. «El deterioro de la calidad educativa es el detonante de esta crisis educativa. Las escuelas se caen, no llegan los alimentos, no hay maestros ni seguridad en las aulas, el dinero no alcanza ni para que los estudiantes puedan ir a clases y la falta de agua en Delta Amacuro es un elemento más en este ausentismo escolar», mencionó.

Sobre el posible llamado a paro indefinido en las escuelas para el cual se manejarla como inicio el 21 de enero, Juan Figuera destacó que desde Sireda- Fenatev acompañarán todas las propuestas que haga el Magisterio en beneficio de los trabajadores de la educación, por lo que instó a los demás sindicatos educativos en la región, a unificar esfuerzos y sumarse a las convocatorias nacionales y participar activamente, a la vez que exhortó a los docentes deltanos a estar preparados ante cualquier llamado sindical.

«Nuestros valientes y aguerridos maestros han dado una ardua lucha dentro y fuera de las aulas, y este 2020 debe ser el año en el solidifiquemos la fuerza que hemos conquistado y nos mantengamos dispuestos a defender en todos los escenarios nuestros derechos hasta recuperar nuestra calidad educativa y bienestar social y económico», finalizó Figuera.

Loading...
Compartir