Sem. Jesús Rodríguez: José Gregorio Hernández representa al venezolano común que a fuerza de sacrificio se hizo héroe

I

La beatificación del Dr. José Gregorio Hernández se tomó 71 años y pasó de un siglo a otro.

La que fuera la causa más universal del pueblo venezolano, esperó siete décadas, comenzando un año antes de que asumiera el general Marcos Pérez Jiménez su octenio y en pleno debate sobre la naturaleza de este gobierno. ¿Coincidencia? Quién sabe.

La ocasión requiere de un justo ceremonial, no en balde, la estampita de JGH es la más reproducida en la historia de este país. Casi parece que las carteras, de fábrica la traen dentro.

El Vicariato apostólico de Tucupita tomó, como corresponde, el timón de la celebración ritual asignando a un joven seminarista Jesús Rodríguez, la grata responsabilidad de organizar el protocolo de la beatificación en el estado.

En esta breve entrevista nos explica la naturaleza de su función y el significado de la antesala a la Santidad del venerable, en el marco de una coyuntura crítica que mantiene rota la nación.

II

Transcripción: Deisa Blanco (Aobonona Eku Publicidad)

1.- ¿Qué responsabilidad te delegaron, en qué consiste?

JR: El monseñor Ernesto Romero ha tenido a bien nombrarme delegado ante la comisión nacional que tiene el deber de organizar el protocolo de la beatificación del venerable Dr. José Gregorio Hernández y tengo la responsabilidad acá en el Vicariato de llevar adelante una misión de equipo de trabajo para propagar la sana devoción del doctor y sobre todo organizar el protocolo a nivel regional en torno a la beatificación.

Por fin podemos llamar beato al venerable Dr. José Gregorio Hernández, ese ha sido un trabajo arduo al que finalmente vemos los frutos y Venezuela está feliz con la noticia.

2.- ¿Que protocolo se siguió para beatificarlo?

JR: Ya hemos conocido el proceso, los dos pasos fundamentales que fueron el tema del milagro, la parte médica y la plenaria de cardenales, ciertamente fueron aprobados de forma unánime estos dos pasos, siendo refrendados por la firma del santo padre.

3.- ¿Que actividades realizarán en el Delta para celebrar la beatificación?

JR: La comisión nacional ha tenido a bien organizar dada la situación del Covid-19, actividades para el hogar, orando en primer lugar por el cese de la pandemia en el mundo, recordemos que el doctor Hernández era médico de los pobres, era un galeno que se encargó de innovar en el ejercicio de la medicina en Venezuela y que siempre estuvo muy cercano de los más necesitados, hoy estamos en necesidad, sobre todo nuestro país, que está en una situación muy vulnerable, entonces corresponde pedir por la unión de Venezuela y por la salud de los enfermos.

4.- Ha sido una lucha de más de 70 años, desde que se dio a conocer esa aura milagrosa que rodea al doctor José Gregorio Hernández, ¿qué significa para ustedes como católicos y hombres de Dios, esta beatificación?

JR: Ciertamente la santidad es un signo importante en la iglesia, todos los cristianos bautizados estamos llamados a vivir la vocación o el llamado a la vida de santidad y el doctor José Gregorio Hernández representa esa visión del venezolano común, el venezolano que lo arriesga todo, que sale de su tierra para formarse, para educarse y que ha convertido su humanidad, su ser, en un ser heroico, porque estudió, se formó, ayudó a los pobres, siempre tuvo una labor social, fue buen cristiano, esa es la verdadera santidad, no es algo extraordinario, realmente es hacer de nuestra labor o profesión, de lo que somos algo extraordinario, eso es lo que representa para nosotros, para la iglesia, un modelo de heroísmo, de humildad, de entrega, de servicio y sobre todo un modelo de cristiano que ama a Dios.

 

Compartir contenido