Carmen Contreras, de 55 años de edad, denunció ante este medio a funcionarios del Cicpc por la presunta golpiza que le propinaron a su esposo de 60 años de edad, la noche del domingo 15 de noviembre.

Contreras relató que estaba acostada con su esposo y su nieto que tiene 5 años de edad, cuando de pronto escucharon al perro ladrar y le dijo al cónyuge que al parecer era su hijo quien había llegado, cuando su esposo salió a ver, se escucharon unos gritos en el cuarto y ella pensó que eran personas atacantes y decidió salir a ver qué ocurría. Fue cuando los funcionarios del Cicpc ya estaban golpeando al adulto mayor.

“Ellos me preguntaban por Sebastián, pero en mi casa no vive ninguna persona con ese nombre, si ellos me especifican y me preguntan por uno de mis hijos yo les respondo, pero ni siquiera tenían una orden de allanamiento”, expresó Carmen Contreras

Aseguró que propinaron los golpes a su esposo sin ninguna necesidad, “le cayeron a palo y si no es por otro funcionario que se encontraba en el lugar, hasta lo hubiesen matado. Y además de eso todos los documentos se desaparecieron de la casa”.

“No consigo mi cédula, nada, todo los documentos se desaparecieron. Yo no digo que no hagan su trabajo, pero de esa manera no, que hagan un buen procedimiento”, señaló Contreras.

Ante esta anormalidad, insta a la gobernadora del estado y al director del Cicpc, a que los procedimientos se hagan por la vía legal para que las familias no sean víctimas de este tipo de abusos.

Loading...