A pocas semanas de diciembre, el servicio de distribución de gas doméstico ha mostrado un nuevo declive, y habitantes de las comunidades cuestionan este servicio que ya supera el mes y medio sin acudir a algunos sectores.

La advertencia de los usuarios, coincide con la presencia de personas con cilindros de gas en las cercanías de las oficinas administrativas del Pdvsa Gas Comunal en el centro de la capital deltana.

Durante la segunda semana de noviembre, se ha observado un número creciente de usuarios que aguardan por el camión del gas, aun cuando la empresa ha prohibido a presencia de personas y cilindros cerca de sus oficinas.

Se ha sabido extraoficialmente que la empresa ha sufrido una baja en unidades disponibles, y con dos camiones, y una unidad Toyota pequeña, debe lidiar con la alta demanda de cilindros.

Loading...
Compartir