Así lo establece un escueto comunicado enviado vía mensajería de texto, a los pacientes que requieren ser dializados.

De igual forma, sin derecho a quejas, se les indica que deben pasar retirando un informe médico para gestionar su tratamiento en otro centro fuera del estado.

La razón sería el fallo de la planta de ósmosis y el tiempo que tome recuperarla.

Llama la atención que no se definan plazos para la reparación, ni se promueva el auxilio con el transporte habida cuenta la severa crisis que confronta el ciudadano de a pie en vista del aumento desmedido del pasaje.

El que fue un logro de este gobierno, no tiene vocería oficial que asuma y se comprometa a solucionarlo en tiempo perentorio.

Esperemos que en los próximos días se promueva una solución al que representó un trauma para los deltanos que debieron viajar en forma constante a dializarse en otros estados por décadas, y que ahora podría representar un suplicio mayor.

Loading...