Estación de servicio de Tucupita sin gasolina| foto de E.T.

Conductores deltanos deben permanecer 45 minutos o más en las largas colas que se forman en las bombas de gasolina en Tucupita. Otros se resignan a quedarse porque sus tanques ya están vacíos.

En las tres estaciones de suministro de gasolina del centro de la capital deltana, las colas eran similares, y los conductores esperaban por información por parte de los propietarios de las bombas.

Después de las 10:00 am aproximadamente, fueron notificados que al menos dos cisternas de gasolina estaban rumbo a Tucupita para surtir dos de las seis bombas que hay en la capital.

Una de las cisternas iba a la estación de servicio “La Salida” en la carretera nacional, y otra para la estación de gasolina “Tucupita” en el paseo Manamo, centro de Tucupita.

Los usuarios consideran que las fallas en el suministro de gasolina es una degradación de los derechos de los venezolanos, un país rico en petróleo, pero que está obligado a importar gasolina.

Mientras los choferes estaban en las colas, y otros se retiraban, dos efectivos de la GNB resguardaban las bombas que permanecían vacías y con el paso totalmente restringido.

En horas de la mañana se pudo conocer que el puerto más importante de Tucupita, Volcán, solamente tenía disponible 6.000 litros de gasolina, equivalente a 30 tambores de 200 litros cada uno, reservados solo para casos de emergencia, y desde el lunes se había interrumpido la entrega del carburante, obligando a los viajeros a pernoctar en el lugar.

Loading...