Sobreviven gracias a familiares que, tras migrar, ahora envían dinero

Continúa el éxodo desde Delta Amacuro hasta Brasil, Colombia o Trinidad y Tobago. Los migrantes van en busca de un trabajo que les permitan sobrevivir y ayudar a sus familiares que por ahora siguen en Venezuela. Ellos envían dinero mensual o semanal.

Un ciudadano de la comunidad, Alexis Marcano, reveló que en su sector hay más de siete familias sobreviviendo con el dinero que les envían sus familiares desde el exterior.

Él tiene una sobrina que migró a Brasil hace un año, desde entonces, ha estado ayudando a su mamá, quien está cuidando a sus hijos.

“Hay algunos que no ayudan pero el 98% de las personas que se fueron de mi comunidad sí están ayudando a sus familias”, aseguró.

Otra persona que vive el sector El Jobo, relató que donde está alquilando hay una señora que está sobreviviendo gracias a la ayuda de su hija que está trabajando en Trinidad y Tobago.

La joven tiene un año en la vecina nación y actualmente está trabajando como trapeadora. Ella le envía a su madre 20 o 25 dólares mensual, para que sobreviva a la situación de Venezuela, reveló el consultado.

“Con lo que le envían la señora logra resolver”, afirmó.

Una abuela por su parte aseguró que, hace 15 días, su nieta decidió irse del país en busca de un trabajo que le permitiera ayudar a su familia. La mujer se fue para Trinidad.

“Mi nieta que yo crié, se fue con esa intención, de trabajar para ayudarnos a nosotros”, dijo la señora.

Compartir contenido