Debe ser el supremo compromiso y voluntad de un modelo político y su dirigencia, lograr la mayor eficacia y calidad de vida posibles, basada en principios humanistas sustentados en condiciones morales y éticas, que persigan el progreso del colectivo.

En este breve artículo referido a las relaciones estado-trabajadores, lo que planteo es denunciar las fallidas y truncas políticas laborales, las atropelladas relaciones entre los actores, el ineficiente funcionamiento de los mecanismos de negociación en este campo, y las perspectivas que se avistan en tiempo de probable transición hacia mejoras sustantivas dentro de la revolución.

Transición que representa en espíritu y esencia el necesario bienestar colectivo, sin embargo, en la alcaldía del municipio Tucupita, después de haber tenido desde su fundación administraciones excelentes, tanto institucional como laboralmente, sin caer en la odiosa caracterización de cada una de las ultimas gerencias municipales, se nota, se palpa y se siente el deseo de competir en aras de lograr el mayor desastre administrativo y el peor balance del poder, mancillando por completo la dignidad de la masa trabajadora.

Lo peor de todo es que esto ocurre con la complacencia de algunos “sindicalistas” rastreros de migajas mal habidas, traduciéndose estas administraciones, sin organización ni planificación, en alto grado corruptas, en pérdidas tangibles de beneficios económicos y sociales de los obreros que tomó años conquistar, en favor de estos gerentes, cuyo fin es la opulencia y el poder para satisfacer apetencias personales, nunca colectivas.

A manera de sumario, elaboré una lista de los beneficios que ha perdido la masa trabajadora de la alcaldía del municipio Tucupita, en los años recientes, con la esperanza de no continuar agregando elementos en el futuro:

  • Medicinas las 24 horas.
  • Clínica especializada las 24 horas.
  • Dotación trimestral de uniformes.
  • Herramientas de seguridad.
  • Estabilidad laboral.
  • Suministro de alimentos (ventas).
  • Servicios funerarios.
  • Útiles escolares.
  • Paz laboral.

Loading...