Sospechan de falso café en muerte de dos niñas indígenas en el Delta

Investigadores del Cicpc se han abocado plenamente a la resolución del caso vinculado a la muerte de dos niñas indígenas de la etnia warao de 2 y 3 años en la comunidad Tirital, parroquia J. Vidal Marcano del municipio Tucupita, el pasado miércoles 27E.

Son cuatro las hipótesis de mayor peso hasta el momento, inclinándose por la posibilidad de que hayan consumido un café falso o una imitación fraudulenta del conocido café Maratá.

La constatación este jueves 28E de una sutil diferencia entre el empaque del café que tomaron y los empaques característicos de la marca, hizo que se activaran las alarmas.

Según una fuente, cuyo nombre no podemos revelar por su vinculación a la investigación, “el paquete es distinto y muestra una señas que no son propias del café de esa marca”.

La investigación, en caso de comprobarse la hipótesis, tomaría otro camino procurando averiguar quiénes falsifican y comercializan el truculento café, que habría ocasionado la pérdida de dos vidas.

Segunda hipótesis

Versiones de vecinos de la zona indican que lo más probable es que hayan comido yuca amarga.

Un productor agrario lo afirmó con bastante seguridad, desestimando la tesis del café; “ni sabía que hablaban de café, eso fue yuca amarga”.

Tercera hipótesis

Una tercera hipótesis hace referencia a que, por descuido, se halla mezclado el café con algunos de los venenos comúnmente empleados por las familias del sector para protegerse de fieras salvajes.

En caso de comprobarse, la desgracia habría sido puramente incidental.

Cuarta hipótesis

Cabe pensar –y algunos así lo creen– que pudo haber algún grado de responsabilidad por parte de quien compró el café, un hermano del padre de las niñas, o de la madre, que fue quien lo preparó y sirvió, sin consumirlo.

Esta presunción, quizá la menos probable, es de las personas que se ciñen al lema “piensa mal y acertarás”.

Esperan por la autopsia

Serán los estudios toxicológicos aplicados a la sangre y a los contenidos que puedan tener en el estómago las víctimas, los que determinen cual fue realmente la causa de la muerte.

Hasta que no se efectúe, el caso no podrá esclarecerse.

 

Compartir contenido