Prof. José Cedeño | FEVEFUSA

El desempeño de algunas personas que dirigen equipos de trabajo, las hace ver de distinta manera según se identifiquen como líderes o jefes. Algunos desean que se les vea como líderes, otros como jefes. Ambos roles siendo similares se diferencian, ahora bien, son igual de importantes y necesarios, y deben trabajarse arduamente desde lo interno, aprovechando cada oportunidad para aprender y superarse.

Para ejercerlos cabalmente no se debe competir con nadie, ya que dicha competencia es consigo mismo, que es a quien se debe superar venciendo nuestras limitaciones. ¿De quien soy jefe, de quien soy líder? Es una interrogante que nos ayudara a ubicarnos.

Por lo general, un jefe es el número uno de una organización o de un área de la misma; es quien dirige una cuadrilla, un grupo o un equipo deportivo, teniendo como premisa el logro de uno o más objetivos a la vez, empleando los recursos necesarios y combinándolos de la mejor forma posible para alcanzar la meta. La jefatura puede tener aspectos positivos y negativos; los jefes pueden llegar a tener actuaciones autocráticas, pueden pretender sólo ordenar o disponer o realmente coordinar. Alguien pudiera decir: ¡que bueno es ser jefe!, sin gozar del aprecio de los demás o gozando del mismo, cada quien marca la diferencia.

Ser líder es algo fundamental para la sociedad, liderar es necesario. Es importante diferenciar ¿Líder de quien y para quien? Es una interrogante importante cuya respuesta la tiene cada uno de las personas con pretensiones de liderazgo e interés de mejorar. En primer lugar se debe ser líder de sí mismo y eso, al lograrlo, tiene una amplia ventaja ya que esa decisión se revierte positiva-mente sobre el equipo, conduciéndolo a realizar mejores trabajos.

El líder siempre indica el camino a seguir, no por querer imponerlo, sino por ser el ejemplo a seguir dada su manera de comportarse. El líder no impone, no manda, no coacciona, él es uno más de la organización y no necesita ser el número uno o la figura de la organización, es sencillamente el líder con el base es el ejemplo que da a los demás.

Los equipos de trabajo que tienen un líder siempre llevan ventaja, ya que esto conlleva a mayor impulso y motivación. Tomo las palabras del gran Michael Jordan, quien en una oportunidad expresó que “el talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”. Una frase inspiradora de alguien que inspiró a triunfar en el deporte y en otras actividades, donde el liderazgo es fundamental para salir adelante en función de lograr los objetivos, y alcanzar las metas.

 

Loading...