Sr. Antonio Pereira: hasta en un 70% se reducen las ventas por fallas del internet

I

La edad y la experiencia se traducen en sabiduría.

Cuando nuestros antepasados querían saber algo, acudían al adulto mayor de la tribu.

Lo mismo sucede en la actualidad, aun cuando los tiempos de aprendizaje se redujeron gracias al mundo virtual y la información está al alcance de la mano, el conocimiento reposa “macerado y destilado” en la mente y el espíritu de quienes han vivido.

Son testimonios reposados y apacibles, exentos de arrebatos juveniles, que necesitamos escuchar para aprender.

En el caso de la libre empresa y el comercio, quien mejor que el Sr. Antonio Pereira para guiarnos.

II

La clave del mundo empresarial es la obtención de beneficios.

Para ello, hay que ser eficaces y eficientes sin derrochar recursos. El crecimiento conduce a la sostenibilidad, el despilfarro a la quiebra.

El contexto debe ayudar, si aprovechamos las oportunidades, pero las amenazas y los obstáculos se incrementan, no hay forma alguna de obtener rentabilidad.

No es necesario verse rodeados por un entorno político hostil para abandonar el barco, en la mayor parte de las ocasiones, son los servicios públicos quienes nos conducen al fracaso.

Es justamente lo que sucede con el Internet, sus constantes fallas representan un ataque en estado puro al funcionamiento del sistema económico, al punto de golpear rudamente el comercio.

Esa es la suplica del Sr. Antonio, por mucho que nos propongamos mejorar, factores exógenos como la Red pueden frustrar por completo nuestro anhelo.

III

Transcripción: Deisa Blanco (Aobonona Eku Publicidad)

1.- Alega usted que el internet incide negativamente en el funcionamiento de la empresa.

AP: El peor servicio que tenemos en estos momentos es la Cantv (el Internet). El horario de nosotros es de 7 am a 2pm, pero si no hay Internet, como podemos dar respuesta al público, que se detiene en la puerta sin poder comprar.

La otra situación es que si yo no vendo, no gano, y si no gano no puedo pagar, y yo más o menos el salario lo he ajustado, obviamente muy por debajo de lo que debería ser, pero en sí, pagamos hasta 15 veces más de lo que paga el estado.

2.- ¿Podría afectar el servicio de internet, los beneficios contractuales?

AP: Obviamente, no puedo, la reducción de ingresos a causa de la deficiencia en los servicios on line, puede obligar a que se reduzcan los beneficios del trabajador. Hasta ahora no ha ocurrido, porque sostengo mi compromiso con el trabajador.

3.- ¿Cuándo el internet falla, ¿qué es lo primero que ocurre?

AP: Se van y no se vende, se pierden los productos, se reduce el flujo de caja, es decir, bastantes cosas.

Cada día tenemos un estimado de ventas, por ejemplo, hoy venderemos tantos sacos de harina y eso se cumple. Nos planificamos, ahora bien, si no hay servicio de Internet y no funcionan los puntos de ventas, esa planificación se rompe y debes cambiar el esquema de trabajo. Imagínate, ¿como tú vas a vender si ahorita no hay ni efectivo?

4.- Sobre la base de esas proyecciones, ¿en qué porcentaje se reduce la venta?

AP: Desciende hasta en un 70%, porque nosotros tenemos 7 puntos de venta y en ocasiones solo funciona 1, el inalámbrico, los restantes no funcionan. Entonces se nos dificulta, tú ves la gran cantidad de personas en esa cola y lo extensa que es, primero por el distanciamiento, segundo, porque no le podemos dar respuesta y la gente se pone de mal humor, es fuerte para nosotros, y te repito que el peor servicio que tenemos es la internet.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta