I

El Sr. Gámez nos recuerda al mítico Sísifo, siempre remontando la cuesta.

Desde la extraordinaria idea de un mini centro empresarial en pleno casco central de Tucupita, al que el mal trato que le dio un ente público a las instalaciones lo desanimó, hasta el Cry’s de sus amores, que se empeña en sostener más por orgullo y gallardía, que por rentabilidad comercial, atravesando por la manicería, la pizzería y el propio hotel Tucupita Suites, que han tenido sus vaivenes, y cuyo proyecto de expansión y crecimiento sigue en pie, hablan a las claras de su espíritu.

Por cierto, todos sus hijos tienen el ADN empresarial que le inculcó, con el ejemplo, desde niños.

Han triunfado fuera, algo que se le hizo muy difícil en su país de origen, y no es complejo saber que quien triunfa en medios tan hostiles como los del libre mercado de otras naciones, entiéndase Chile, con mucha más razón lo haría en un ámbito protegido gracias a las bondades del petróleo, como el venezolano.

Sin embargo, el Sr. Gámez dice que seguirá luchando en su patria, no se rinde ni abandona, piensa que algún día no muy lejano, quizá la roca no descienda, se mantenga oronda en la altura, y entonces, en compañía de su familia pueda volver a soñar.

II

1.- ¿En qué porcentaje aproximadamente le han bajado las ventas?

L.G.: Yo creo y considero que han bajado en un 70%, de manera muy drástica y, es más, nosotros teníamos en el Cry’s 25 trabajadores, y ahora tenemos 3 trabajadores, que somos mi yerna, mi nieto, una muchacha y yo.

2.- He visto que en los últimos tiempos ha tratado de innovar, de generar nuevos emprendimientos y tampoco han tenido el éxito deseado.

L.G.: Si porque, de verdad que nos sentimos, así como que no estamos apoyados, nos sentimos más bien vulnerados, todas estas cuestiones que están pasando en el país, no sé si sea revolución no sé, no sé cómo se pueda llamar, pero no ha sido para mejor y no sé si te has dado cuenta de la calidad de vida de nosotros los venezolanos, que ha disminuido tanto, de una forma drástica, entonces, que nos ha afectado a todos nosotros.

Es una situación, me atrevo a decir, que afecta más al comercio, porque estamos siendo atacados, nos sentimos así, y somos el pueblo, realmente somos el pueblo, porque nosotros somos los que compramos a los distribuidores, tenemos que comprar mercancía, ropa, papelería, para luego venderla con un margen de ganancia mínimo, sujetos a los vaivenes del mercado, perdiendo incluso, aparte de adquirir piezas para los equipos que se dañan, mantener la infraestructura del negocio, evitar que se caiga, aportar con impuestos a la marcha del país, y entonces bueno, todos estamos sufriendo.

Muchas personas piensan que es el comercio quien se está llenando, inclusive, hemos escuchado a las autoridades hablar así, y estamos mal, económicamente, estamos mal, estamos sobreviviendo porque somos guerreros, porque tú ves, unos cuantos negocios han cerrado, por la situación del país muchas personas no aguantan, bajan la santamaría y se van. Y nosotros, en cambio, queremos seguir luchando por nuestro país, no queremos rendirnos.

3.- Me imagino, viendo tantos anaqueles vacios, que se le hace muy difícil conseguir la mercancía.

L.G.: Es muy difícil conseguir la mercancía, los transportes no vienen a Tucupita ya, porque al venir a Tucupita les salen al paso  como 10 alcabalas, y no necesariamente para protegerlos, si no para incomodarlos, entonces ya el transporte no quiere venir, y entonces tú tienes que ir a Maturín a buscar la mercancía porque el vendedor está en Maturín. Y si tú vas a Maturín y te paran en la alcabala o algo así, tienes que pasar horas porque te revisan los papeles, facturas y no sé qué, no es fácil, de verdad que no es fácil.

4.- Y los precios suben constantemente…

L.G.: Exactamente, ahora subió el dólar y es un desastre, ya ni puedes comprar dólares porque nadie quiere vender, entonces es una carrera contra todo y contra todos, no hay servicios, no hay teléfonos, no hay internet, no hay nada, entonces, es fuerte, es muy fuerte. Pero, no nos rendimos, no nos queremos rendir, yo hablo mucho con mis colegas, por ejemplo, los de la cámara de comercio, se está haciendo una lucha titánica, para que entiendan la cuestión de los impuestos, y no quieren entender, las reuniones que hemos tenido lamentablemente son fuertes, y la verdad es que nos sentimos desamparados, como huérfanos.

5.- ¿Se vio obligado a paralizar algún proyecto que tuviera en mente?

L.G.: Si, el hotel, por ejemplo, lo queríamos agrandar bastante y no tuvimos apoyo, lo paralizamos. En la tienda inclusive, no he podido comprar mercancía porque suben constantemente los precios y no podemos reponer inventario, entonces los bancos no están dando dinero, estamos sinceramente, sobreviviendo, una sobrevivencia de macho. Lo único que nos queda es tener fe en el país.

6.- ¿La gente ha comprendido que el comerciante no es tan malo como se empeñan muchos personeros del gobierno en decir que es?

L.G.: Ha cambiado, sí, creo que esa percepción ha cambiado algo, pero, no lo suficiente. Si ha cambiado un poquito porque las personas se han dado cuenta, que cuando salen a comprar unos productos no los consiguen, si quieren comprar una camisa talla 12 no la pueden conseguir, no hay, porque no pudimos comprarla, porque si la vendemos en 50 mil bolívares, actualmente cuesta 75 mil, entonces ya la gente no la consigue y al no conseguirla se siente mal, y tiene que salir a buscarla en Maturín, ahí se incrementan más los costos, entonces pasan esas cosas que hacen que la gente entienda.

7.- Supongo que es imposible comprar una camisa de buena marca.

L.G.: Sí, es difícil, de verdad, todos estamos trabajando, todos estamos arañando para poder sobrevivir y con lo básico que se puede conseguir a eso le echamos pichón, porque es verdad, no es mentira, es algo así, con lo básico uno se acostumbra.

8.- ¿De qué forma podría el gobierno ayudar al comercio?

L.G.: Que nos dejen trabajar, que disminuyan los impuestos, está bien que se paguen los impuestos, pero, déjennos trabajar, emprender, para poder salir adelante, para no quedarnos sin mercancía.

Loading...