Foto: archivo.

Un kilo de arroz y de pasta,  ahora vale 15 mil Bs en la mayoría de los locales comerciales  de Tucupita. Los usuarios vociferan  en las calles acerca del súbito incremento y se han mostrado preocupados al compararlo con el ajuste de salario más reciente en Venezuela.

Hasta la primera semana de mayo, ambos rubros a los que se hace referencia, mantenían un coste de 7 mil Bs, pero el jueves se “viralizó” su aumento.

“Ahorita quise comprar un arroz, pero ya está a 15 mil bolo, y el espagueti (pasta) también, ahí mismo di la vuelta, a comer pan y más nada”,  dijo un hombre a las puertas de una panadería.

Varios comerciantes consultados acerca de los acoplamientos que realizan en la relación costo-precio, en dólares, confirman que sus transacciones se basan en divisa extranjera, más aun, luego de más recientemente el gobierno de Maduro mostró indicios de haber liberado el valor  de la moneda estadounidense.

No obstante, aun cuando el dólar ha mostrado una evidente estabilización durante la última semana, otras carencias ahora aparentan ser los indicadores a la hora de fijar los importes de los productos, como por ejemplo: las manifestaciones de calle y la falta de combustible.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, confrontó el pasado miércoles 15 de mayo, al sector comercio de Tucupita, y aseguró que estos acaparan los rubros alimentarios para posteriormente venderlos en dólares.

“Hay comerciantes honestos, pero sabemos que hay otros que abusan, tengo la información: acaparan para después vender en dólares, después no me llamen para que los defiendan”, dijo la mandataria Hernández.

El salario integral de un venezolano es de unos 11 dólares al mes, al menos por ahora, cuando la moneda extranjera se cotiza sobre los 5. 500 Bs. Un cartón de huevos vale 5 dólares en Venezuela, un poco más de la mitad de lo que ingresa un ciudadano tras cuatro semanas de arduo trabajo.

Contados empresarios  deltanos pagan por encima del salario mínimo a sus trabajadores para así mantener operativa sus empresas al 100 %, pero no todos son capaces de valorar la mano de obra.

El pasado miércoles, una de las empresas más sólidas en el ámbito de los medios de comunicación, Globovisión,  tuvo que responder a la demanda de un grupo de sus trabajadores, quienes exigían mejoras salariales. Afirmaron que solo percibían un sueldo mínimo.

Loading...
Compartir