Jesús Jiménez | Foto de Radio Fe y Alegría.

Cada día hay más indígenas waraos que acuden a la ciudad para llevar a cabo cualquier tipo de diligencias. La mayoría de estos compromisos los realizan en instituciones del Estado donde se procesan algunos documentos, pero mientras recorren las diferentes instancias resultan ser víctimas de una cultura ajena. Ante esta situación el dirigente, Jesús Jiménez, insta al Instituto Regional  de Atención al Indígena y demás organismos a abordar  el problema que cada día vulnera más a los originarios.

El activista considera que se hace necesario que los gobiernos regionales dirijan políticas de adaptación entre los waraos, no desde el punto de vista de que deban dejar de hablar su idioma materno, por ejemplo, o que nieguen y repudien su ser nativo, sino que junto con sus similares que con mayor rapidez se facultaron entre un ambiente “criollo”, como mal llaman a quienes no son indígenas, faciliten algunas exigencias.

Jesús Jiménez señaló que ningún ente relacionado  con el warao ha tomado la determinación de abordar las realidades como la diferencia de los idiomas, manipulación de aparatos modernos o el procesamiento para la entrega de papeles en Delta Amacuro.

Quien también es médico afirma que hasta ahora no hay un departamento en los Bancos con personal warao para atender este tipo de realidades especiales. O en su defecto promotores que provean la colaboración necesaria.

De tomarse en cuenta la iniciativa que en buena medida es considerada por Jesús Jiménez como inclusiva  y hasta humanista, se evitaría consecuencias como el cuestionado carácter  que muestran algunos “criollos” hacia el warao producto de la intolerancia  y la posible deteriorada mentalidad que poseen de ser “razas superiores”. También se impediría todo tipo de estafas.

Loading...
Compartir