«Tenemos un caso grave que se llama retén de Guasina»

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, se refirió el viernes a la fuga de reos del retén de Guasina en Tucupita , ocurrida el pasado miércoles 27 de enero. «Yo no voy a ocultar nada, no tengo nada que ocultar», dijo la funcionaria.

Hernández dijo que ha seguido de cerca los acontecimientos en torno a la fuga de reos del retén de Guasina, así, informó que todo el personal policial vigilante del centro penitenciario está detenido, mientras la fiscalía del Ministerio Público lleva a cabo las investigaciones pertinentes.

«Tenemos un caso grave que se llama retén de Guasina», admitió la funcionaria en una conexión local de medios de comunicación, el viernes. A juicio de la gobernadora, se trata de las consecuencias de una larga data de corrupción e impunidad de la pasada responsabilidad del sistema judicial en Delta  Amacuro.

«Tengo que decirlo, y lo digo sin temor alguno,  y si se lo tengo que decir en su cara se lo voy a decir a si me amenacen lo que me tengan que amenazar», dijo Lizeta Hernández.

La mandataria informó además que el comandante de Polidelta, el organismo encargado de velar por la vigilancia del retén de Guasina había sido cambiado, así como los comandantes de las Faes, la Policía Nacional y los bomberos de la entidad.

«Si tengo que morir, moriré con las botas puestas por la seguridad del estado», refirió Lizeta Hernández en medio de un repunte en los casos de inseguridad, además de la fuga de reos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta