El locutor Jesús Tenorio clama con urgencia por varios medicamentos para estabilizar a su hijo.

El riñón que recibió hace menos de un año ha dado muestras de ser rechazado por su organismo.

La odisea de Tenorio hijo ha sido heroica, toda vez que fue dializado por años hasta que al final se cumplió su sueño de ser trasplantado, aferrándose por enésima vez a la vida.

Primero viajando regularmente, luego casi interno en el centro de diálisis Dr. Simplicio Hernández, ubicado en el complejo hospitalario Dr. Luis Razetti, donde lideró las solicitudes y reclamos que han hecho de ese lugar un espacio funcional y eficaz en el tratamiento de la enfermedad.

Por último, constituyéndose en emblema de los aquejados por la diabetes al concientizar al pueblo deltano sobre la complejidad de la enfermedad y los esfuerzos que realizan sus afectados para llevar una vida normal.

En la gráfica anexa están especificados los medicamentos y el número telefónico de Tenorio-Colacho, agradeciendo encarecidamente cualquier colaboración.

 

Loading...