Hace tiempo guardo olores, aromas, mínimas fragancias de mujeres, no han sido muchas, han sido las escogidas, las necesarias. Cada una de ellas son y han sido culpables de muchas hojas, de borradores, de horas, inspiración a musa desnuda, empalagadas del sentir, del gusto, al borde de farallón que es nada más y nada menos que la mente de un hombre, del ser que procrea el ser.

Aun guardo sus ojos, unos pocos azules, negros como un azabache, abundantes marrones café, los poseo con rayos de sol en la mirada de cada uno de ellos.

Tengo sus sonrisas, sonrisas recias, picaras, sonrisas santurronas superficiales nomas, sus perfecciones, sus defectos esos que se olvidan a la hora de… En fin poseo hasta sus lenguas.

Soy dueño de sus pieles, me hacen sentir un caníbal, un ricachón dentro de un restaurante deleitando el paladar con el mejor y más exquisito gourmet, un pescador sacando un molusco, abriéndolo en su totalidad más esplendorosa, aflorando néctar, todo un picaflor. Pieles así ni en los mejores mercados persas.

Ni hablar de sus cabellos, rizos, cortos, largos, lisos. Que placer unirlos y hacerme chicas cobijas, ningún hombre tendrá esta experiencia tan placentera, ni ustedes mismas chicas es más soy el último hombre que vale la pena en esta tierra y el último que verán…

Estos son los escritos de un viejo indigente que salía a orillas de la carretera, recogía las perras que morían atropelladas, se las llevaba a su choza, abriendo con un cuchillo la panza de las caninas comiéndose sus órganos y conservando el resto.

Reseña del autor: 

La canción urbana de protesta va tomando auge en el Delta.

Con una interesante proyección a través de las redes sociales, vídeos caseros de aceptable calidad y letras inteligentes, irreverentes y provocadoras, pretenden subvertir el orden constituido apelando a un cambio de conciencia que nos motive a ser más responsables y consecuentes con nuestro entorno.

Uno de sus protagonistas, “The Quijote” Blaycker Rivas, colgó varios vídeos de sus temas en You Tube, constituyéndose en uno de los más destacados representantes del genero.

Abordando diversas facetas: poeta maldito, activista social, intérprete urbano y promotor de eventos encaminados a rescatar muestras de nuestra historia pequeña, esa que va en los detalles que se olvidan, se define principalmente como un rapero que quiere contribuir a mejorar la sociedad deltana a través de su música.

Rivas ha participado en algunos eventos de rap donde se destacó, “fui segundo en el ultimo concurso realizado en Monagas, siempre me ha tocado enfrentar artistas con mayor trayectoria dándoles la cara en el tú a tú y quedando bien parado”, nos dijo.

A Blaycker pueden seguirlo en su canal You Tube, “The Quijote”, donde podrán observar sus interpretaciones. A continuación presentamos dos de sus temas.

Loading...