Apareció Thor

Gracias a Dios, Thor apareció y le cambio la faz a su familia política.  

Sano y salvo, ya está en casa. Alegre él y alegres todos.

Da gusto ver que en tiempos de crisis, en los que nos desprendemos de las mascotas y las lanzamos inmisericordemente a la calle, existan personas que las buscan desesperadamente.

Quizá hayan descubierto su valor terapéutico y las mimen como uno de los miembros más preciados del hogar.

Thor, Dios de la fuerza y el trueno, volverá a ser fortaleza de su morada.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta