Los últimos superheroes de papel

Navegando en el mundo virtual de internet nos conseguimos con una perla: las imágenes de los últimos superhéroes de papel.  

Las tomamos del facebook de una dama de nombre Raquel Pérez Gutiérrez, a quien agradecemos infinitamente el gesto.

Fueron los ídolos de nuestros padres. Los cuentos mágicos que adquirían en el kiosco de la esquina, y que retrataban hazañas impensables en hombres de carne y hueso semidesnudos, o cubiertos con extraños atuendos de procedencia oriental.

Con base en una indefinible mezcla de fuerza, destreza y agilidad, combinadas con un extraordinario poder metal que los hacía invencibles, marcaron un punto y aparte en sus coloridas infancias.

En algunos casos era un martirio esperar hasta el lunes para comprar el comic de la semana. Al llegar al kiosco de la prensa volaban.

Por cierto en estos tiempos de crisis hay quienes venden las colecciones completas.

“Quien domina la mente lo domina todo”, proclamaba el inefable Kaliman, el preferido de todos, cuyas historias aun se pueden leer en el ciber espacio.

Kaliman, Arandú y el Águila Solitaria no estuvieron solos, los acompañaron otros héroes de similar popularidad como fueron Santo “El Enmascarado de Plata”, Tamakun, Starman, Batman, Los tres Villalobos, Capitán América, etc., producidos por Editora 5.

Su fuerza fue tal, que todos recibieron su consagración definitiva en la gran pantalla, alcanzando grandes éxitos de taquilla.

Marcaron una época, quien lo duda, cuando nuestros padres peleaban con sus amiguitos, fantaseaban con muñequitos, o se enfrentaban a monstruos imaginarios en peleas simuladas, se sentían la encarnación de Kaliman y a ratos los demás.

Qué tiempos aquellos.

Loading...