Por: José Cedeño | FEVEFUSA

Aun cuando se siente que las cosas no están del todo claras y existe una sensación de incertidumbre en estos tiempos de turbulencias, la mayoría de las personas abrigan la esperanza de que podamos mejorar en estos tiempos y en los tiempos futuros. Cosa que no será posible con sólo mantenerse sumergidos en nuestros pensamientos, sin que haya acción por parte de la mayoría. Por lo general se debe investigar y accionar para poder mejorar o conquistar las soluciones de las distintas problemáticas que se tengan que afrontar.

Lo que pasa es pasajero y por lo tanto pasará; más que preocuparse, lo que debe hacerse es ocuparse de quedarse en casa, llegó el momento en que perdiendo por no presentación (forfait) gana la mayoría, no nos convirtamos en actores de primera fila en la presente oportunidad, en un plano secundario como actores de reparto, quizá ganemos más. La reflexión-acción con precaución es necesaria, y en ella debemos mantenernos para ganar.

La gente del fútbol de salón siempre ha sido un ejemplo a seguir en cuanto a estar al día en el cumplimiento de las actividades que nos hacen prevenir las anormalidades, y este tiempo no será la excepción. Los tiempos no son iguales, y el futuro aun cuando se planifique no lo conocemos, se trata de mirar el vaso medio lleno, de saber que vendrán tiempos mejores, pero hasta ahí, ya que las turbulencias no dan para mucho más allá.

Es una época en que debemos apoyar a nuestro prójimo, a nuestros vecinos, pero sobremanera a nuestros familiares, que es con quienes tenemos que afrontar las realidades que hoy se palpan en el ambiente y a las que derrotaremos con los jugadores iniciales de nuestros planteles; si hace falta, tenemos una buena banca con bastante profundidad para apoyar y resolver a nuestro favor, la humanidad requiere de ti y de que te quedes en casa, y con eso obtendrás los puntos necesarios sin haber anotado goles.

La capacidad demostrada por los actores del fútbol de salón en su debida oportunidad no fue cuestión de suerte o de impulso, ha sido la disciplina que los ha conllevado a ser esos protagonistas que más allá de la cancha de juego son bien vistos, por lo cual quien suscribe hace la invitación a tomar las mejores medidas en favor propio y de la familia. Son tiempos de hacer cosas distintas a las que por lo general se estaban haciendo, son tiempos de aprovechar la crisis para transformar, transformarnos y crecer; nada cambia sin la propuesta de cambio personal de mi YO, desde ese niño interno que lleva cada quien consigo mismo, desde lo que deseo y con la reflexión correspondiente. Los tiempos son de provecho según como los manejemos, aprovechando en mucho y en grande las circunstancias; desde lo que hice, lo que hago, y lo que haré, pero por lo pronto, antes de dar cualquier paso, debemos quedarnos en casa, es parte de la responsabilidad individual contraída con la sociedad que nos acoge y nos necesita a todos.

Un consejo no lo es, es un llamado a la reflexión, a dejar de rodar el balón, ya habrá mejores tiempos para mejores actividades, donde todos saldremos victoriosos por haber superado las circunstancias del momento. Quizás sea un largo encuentro el que haya que jugar, y por lo cual debemos ajustarnos en cuanto a la paciencia. Hasta ahora seguimos ganando, el cronometro aún se mantiene indicando el tiempo de juego, y el Gran Arbitro de Universo con silbato en mano dirá cuándo es el final del encuentro que hasta ahora seguimos jugando. Amigos lectores gracias por la oportunidad de cada encuentro, y hasta la próxima; para contactos y sugerencias puedes hacerlo por @joseceden.

Loading...