Lorent González, representante del Sindicato de Obreros Educacionales de la gobernación del estado Delta Amacuro, aseveró el pasado martes estar pendiente del aumento salarial decretado por el Presidente de la República, ya vigente desde el pasado 1 de marzo.

González espera que la primera quincena del mes en curso se cancele con tal aumento, por cuanto es una necesidad de quienes dependen del ejecutivo regional debido al alto costo de la vida, explicó el sindicalista.

Así mismo, develó que el pago de bonos vacacionales correspondiente al mes de enero, ya estaría siendo saldado para el sector obrero.

Es importante destacar que el 80% de la masa trabajadora del estado Delta Amacuro, depende de los ingresos a través de instancias oficiales regional y nacional, el otro 20% lo constituye el sector comercial a través de algunas empresas privadas que, a pesar de la escasez, mantienen a su plantilla de empleados.

Loading...
Compartir