Pedernales, Delta Amacuro/archivo web.

Desde el pasado miércoles, quienes hacen vida laboral en el ente municipal de Pedernales, en Delta Amacuro, se declararon de brazos caídos hasta tanto no se concreten las respuestas ante sus peticiones, declaró Keivis González.

El pasado 6 de diciembre de 2015, tras haberse celebrado las elecciones parlamentarias en Venezuela, varios trabajadores de la alcaldía de Pedernales fueron despedidos, desde entonces, los desincorporados iniciaron los procedimientos legales para que se haga efectivo sus prestaciones laborales; a este grupo de manifestantes se sumó la de los trabajadores  que exigen la cancelación  de los retroactivos por concepto de los aumentos decretados por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Hasta diciembre del año 2015, estarían percibiendo un bono alimentario de apenas 1.300 Bs, reveló Keivis González. Además, los demandantes reclaman la cancelación de los retroactivos por los aumentos salariales en toda Venezuela. Transcurre el tercer mes del año en curso y hasta ahora no han podido percibir la denominada cestaticket.

Son más de 800 los protestantes que mantienen parcialmente paralizada la alcaldía del municipio deltano. Por su parte, el alcalde de ese ayuntamiento, José Ángel Ramos,  se pronunció sobre la situación y confirmó el “pequeño levantamiento” por parte de quienes dependen da la nómina;  al respecto informó que se encontraba en la ciudad de Caracas, gestionando algunas soluciones a través de la Asamblea Nacional.

 

 

Loading...
Compartir