Foto de archivo web.

Después de un año y ocho meses de intenso trabajo por parte de los operadores de la unidades de Transdelta, empresa de transporte terrestre del estado venezolano en Delta Amacuro, ya se observan algunos de sus vehículos en pleno estado de deterioro, así lo hizo notar el dirigente de Acción Democrática, Giovanni Gómez.

Los recursos que ingresan por concepto del cobro de pasaje, es otro de los factores que el dirigente opositor considera que ha caído en un “saco roto”, esto al explicar que, desde la puesta en funcionamiento de los autobuses Yutong, no se han generado los fondos suficientes para reponer unidades dañadas; situación que Gómez avizora como irregular.

El representante de la tolda blanca ha asegurado que varias de las unidades permanecen paradas sin que la empresa mixta intente reactivarlas y ponerlas operativas.

“No entiendo cómo a estas alturas no hay recursos, si esos buses van totalmente llenos desde el centro a Coporito, hasta Volcán, hasta La Florita y otras zonas como San Rafael, y no tienen para arreglar los buses, eso es inconcebible”, manifestó Gómez.

Por otra parte, el activista político reveló que parte del ingreso a las arcas de la empresa mixta Transdelta, debe ir a un fondo que contribuya a cubrir algunas inversiones sociales para amortiguar las exigencias que pesan sobre el Estado venezolano y sus entes regionales, o municipales.

Loading...
Compartir