Transferencia, la delgada línea entre el vivir o morir en Tucupita

La falta de dinero en efectivo por la misma crisis generalizada de Venezuela, ha generado iniciativas urgentes de sobrevivencia. Este intento trastoca todos los escenarios de la vida cotidiana de los deltanos en Tucupita, a tal punto que un comerciante o un vendedor que no se adapte a los sistemas de pago por puntos de venta y transferencia, condena a la muerte tanto al comprador como al comercializador.

En los pequeños puestos familiares de venta de tortas, helados y comida hecha, puede leerse todos los datos personales de su propietario, de manera que los potenciales clientes tengan  la facilidad de poder pagar electrónicamente sus productos, de no concretarlo así, ambas partes involucradas no sobreviven, según sea la necesidad de los grupos sociales involucrados en el mercado.

El sector transporte extraurbano ha mostrado señales de no querer morir en el intento ante la carencia de dinero en físico. Progresivamente los choferes se han visto abiertos a los pagos por transferencias, de no tomar en cuenta esta alternativa de saldar el pasaje, desaparecerían. Y es que sus proveedores de repuestos también se han tenido que acoplar al pago virtual.

El único periódico impreso de la capital de Delta Amacuro habilitó una especie de suscripción con pagos por transferencia y punto de venta para sus clientes. El medio busca sobrevivir a la falta de billetes en las calles. Sus ventas muestran caídas tal como lo aseguró uno de los pregoneros de la etnia warao a tanetanae.com, por la carencia en cuestión. Sus asiduos lectores se niegan a dejar de tener la noticia en sus manos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta