Trabajadores del transporte público protestaron pacíficamente la mañana de este lunes 29 de junio, en rechazo a las medidas anunciadas por la gobernadora Dra. Lizeta Hernández.

En un nuevo decreto difundido a través de los medios de comunicación deltanos, la mandataria ordenó la paralización del transporte público treinta días, contados a partir de esta fecha, para evitar un brote del Covid-19.

Los conductores se agruparon en las adyacencias del terminal de pasajeros de Tucupita, para manifestar sus reclamos esperando por una respuesta de la gobernadora.

Más de 100 unidades autobuseras no pudieron surtir combustible hoy 29.

Con información de Código Rojo.   

 

Loading...