Foto tomada de https://www.opm.gov.tt/, sin autoría especificada.

El gobierno de Trinidad y Tobago ha extendido el confinamiento social por coronavirus hasta el 15 de mayo, y aunque hizo un llamado a comprender la realidad de inquilinos que ya no pueden saldar los apartamentos, a los venezolanos que están bajo esta traba los están desalojando, conoció Tanetanae.com.

El confinamiento por coronavirus ha dejado en la calle a cientos de deltanos, que ya no perciben un ingreso con el que lograban pagar el arriendo, la comida y su estadía en general en la vecina isla, por lo que han estado retornando progresivamente a Venezuela.

40 deltanos retornados de Trinidad y Tobago regresaron a casa el pasado fin de semana, luego de cumplir un aislamiento preventivo en el gimnasio cubierto de Tucupita. Pero se desconoce si el arribo clandestino sigue llevándose a cabo, ya que los viajes ilegales no se han detenido.

Lizeta Hernández, la gobernadora del estado Delta Amacuro, insiste en que cada migrante retornado debe reportar su llegada ante las autoridades sanitarias. Este llamamiento se hace extensivo a sus familiares, ya que podrían- también- ser aislados por seguridad ante el Covid-19.

El gobierno de Trinidad y Tobago informó el pasado fin de semana que el confinamiento social por coronavirus se extendió hasta el 15 de mayo. Se trata una traba para los miles de deltanos y venezolanos como tal, ya que supone aguardar sin trabajo por más días.

Luego de las afirmaciones de Keith Rowley, primer ministro de Trinidad y Tobago, se espera una nueva ola de retorno migratorio a Delta Amacuro, la entidad venezolana con más presencia de sus ciudadanos en el vecino país.

Loading...
Compartir