Foto: archivo.

El excandidato presidencial es acusado por contrabando agravado, manejo ilícito de materiales estratégicos y asociación para delinquir.

El pastor evangélico fue detenido el 2 de julio de 2010, y hasta octubre de 2019, el proceso judicial se ha estancado en su fase de juicio oral y público. Sus abogados argumentan que tras 8 años y 11 meses  de investigación, el proceso de ha interrumpido en reiteradas ocasiónese por ausencia del Ministerio Público, inasistencia del juez o no comparecencia de los testigos.

En este escenario, la abogada Gloria Pérez, penalista defensora de Bertucci, solicitó ante la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, el avocamiento o nulidad del proceso contra su cliente y por tanto, en consecuencia  pidió libertad plena para su defendido.

Ante esta petición, el TSJ, declaró inadmisible la solicitud hecha por Pérez argumentando que se trata de presuntas anomalías que pueden ser remediadas por los tribunales de instancia.

De forma inmediata, la Sala Plana del TSJ, instruyó al Tribunal de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial del estado Carabobo, para que realicen las citaciones necesarias para llevar a cabo la continuación del proceso judicial.

 

Loading...
Compartir