Tucupita 1270 AM, la radio que llegó a recordar que “las curiaras debían ser bien amarradas”

Abordaje de Loris García.

Un caraqueño llegó a preguntar en Radio Fe y Alegría Tucupita:

  • ¡Qué!, ¿aquí todavía mandan a hacer las participaciones? Y la respuesta fue contundente.
  • Sí, aquí todavía se hace radio al servicio de la gente.

Episodios similares fueron los que catapultaron a la otrora radio Tucupita 1270 AM, como la estación del pueblo, porque, además de ser la primera en estar aire en Delta Amacuro, fue la que se mantuvo en los momentos felices y tristes de la sociedad civil en Tucupita.

Rodolfo Hernández, nieto del Sr. Sócrates Hernández, fundador de radio Tucupita, nos contó parte de la vida del dial 1270 AM, ¡Con Todo!, como rezaba su eslogan.

Radio Tucupita comenzó a emitir su señal el 18 de marzo del año 1963. Para ese entonces tenía una programación que se enfocaba en variedades de música y tópicos culturales. Su sede estaba en un pequeño anfiteatro de la Av. El Cementerio de lo que ahora es la capital deltana. Todos sus programas eran en vivo.

Muy pronto comenzó con la oferta informativa que se llamó, “el informativo 1270, donde el pueblo dice lo que siente”. Este noticiero tenía en su parrilla los temas que durante el día habían sido denunciados por los vecinos. Este era conducido por Hugo Marrón Rojas, director de la estación para ese entonces.

Radio Tucupita iniciaba programación a las 6 de la mañana porque los equipos radiales no eran automáticos, por lo que todos los días se debía encender los aparatos. Durante el horario matutino, fue Héctor Sarabia Rojas, quien, estando al aire, mantenía una alta audiencia.

La potencia de radio Tucupita era de 1000 vatios en amplitud modulada (AM), por lo que era suficiente para abarcar gran parte del espectro radioeléctrico de Delta Amacuro y sur de Monagas.

Pero es imposible que una estación de radio con tan buena sintonía y mucho éxito, no tuviera esos chistes que siempre han de recodarse.

Rodolfo Hernández, en medio de risas, nos contó alguno de ellos:

“En los caños escuchaban mucho el noticiero, y como la gente venían a hacer sus compras a Tucupita, en una oportunidad a una de esas personas se le olvidó amarrar la curiara allá, y cuando la marea subió, el agua se la llevó”.  A partir de ese momento todos enviaban participación que hacía referencia a que “amarraran bien la curiara”.

La forma de hacer radio anteriormente, dista mucho de la actual. Radio Tucupita mostraba la tradicional manera de trabajar en un medio de comunicación de ese tipo.

Las cuñas tenían que practicarse muchas veces, porque debía grabarse una sola vez y no cabían ediciones.

Radio Tucupita dejó de emitir señal tras la desaparición de su propietario Sócrates Hernández, posteriormente, aun cuando sus familias quisieron rescatar la señal, Conatel decidió no renovar su concesión.

Ahora sus nietos siguen su ejemplo con una estación FM, a pesar de lo difícil que es actualmente sostener un medio de comunicación.

Algunas de las participaciones en radio Tucupita, fueron:

  • Se le participa al señor Eusebio Urquía en La Horqueta, que le guarde guarapo a su hermana que ya va saliendo para allá.
  • Se le participa al señor Carlos en Araguaimujo que no apague la planta porque el gobernador Emeri llegará en horas de la noche.
  • Se le participa a la señora Justa Marquina en Los Remolinos, que ya el cochino está listo para ser vendido.

¿Conoces otras participaciones en radio Tucupita? Ayúdanos a recordarlas.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta