Tv de la vieja guardia que debe calentarse para que no se apague.

La fiebre del mundial de fútbol “Rusia 2018” tiene a algunos deltanos preocupados porque no lograron ver el juego inaugural por la avería de su televisor, y aunque el contexto de emociones les haga presión, “la masa no está para bollo”, tal como lo afirmó un vecino que tiene su pantalla de tv dañada.

Un señor que vive en Paloma admitió estar nervioso por lo que pudiese ocurrirle a su televisor justo cuando España, su equipo favorito, esté en el campo. El fanático explica lo que le ocurre a su aparato y explica que “no puede enfriarse, debe estar siempre caliente, porque si se enfría, se apaga y no prende más”, dice entre risas quien se siente afectado.

Poder reparar la falla de la tele pasa por desembolsillar al menos cuatro sueldos mínimos. El aparato que debe comprar está caro y además piensa en la mano de obra que hará  el restablecimiento del equipo.

Quien asegura ser fiel seguidor del mundial tiene 45 años de edad, es docente jubilado y lo que percibe no le alcanza para pagar la pieza que le hace falta a su televisor cuyas características confirman que se trata de uno de la vieja guardia.

“Cuando se enfría lo saco al sol para volver a prenderlo. Si no consigo los reales (dinero) iré a ver los juegos bajo el sol”, dice el señor.

La crisis venezolana solo permite ver los partidos de futbol sin ninguna bebida ni comida “como antes”, lamenta el abordado por tanetanae.com.

La reparación del televisor cuesta nueve millones de Bs, solamente la pieza, todo sin contar lo que podría cobrar quien lo repare. En todo caso  tendrá que solearse un poco mientras disfruta de una limonada o de un jugo de mango.

Loading...
Compartir