Calles de Tucupita cada vez con menos vehículos

Las calles y avenidas de Tucupita se encuentran cada vez mas despejadas.

En las noches circula uno que otro vehículo de vez en cuando.

La carencia de cauchos, baterías y repuestos, son la principal causa. Un caucho 14’ nuevo ronda los 10.000.000 de bolívares, las baterías superan los 4.000.000, un pote de aceite equivale a una quincena y media, y los repuestos están por las nubes, además de conseguirse muy pocos.

Se ha puesto de moda la venta de repuestos usados y la recarga de aceite quemado. Hace mucho que no se venden carros nuevos, la única agencia disponible sobrevive gracias a su taller, y eso que es concesionario autorizado. Los vehículos ahora se tasan en dólares.

Las colas en las paradas de autobuses son cada vez mayores, comienzan a observarse nuevamente las bicicletas, y abundan las personas que en pareja o en grupo deciden recorrer largas distancias hasta sus hogares caminando.

Hemos asumido un estilo vida ecologista a la fuerza. Hasta va mermando la presencia de las motos.

La fiebre de la gasolina está pasando a la fuerza. En términos generales, el país se paralizo tanto como su parque automotor y viceversa.

Solo falta que reaparezcan los burros y las carretas.

Loading...