Se trataba de la hora pico meridiana, el calor, el estrés y la poca paciencia que provoca el referido horario, pudo haber incidido en las causas del pequeño accidente.

El tráfico automotor se detuvo por completo por más de una hora en la calle que bordea al caño Manamo de Tucupita. Finalmente la fluidez volvió a reinar, ninguna de las personas resultaron heridas en el hecho, solamente quedó el trago amargo de quienes aguardaban en la larga cola, muy similar a las que se forma durante los actos oficialistas.

 

Loading...
Compartir