Un caballero cuyo nombre es, “don dinero”

José Cedeño

En el transcurrir de tiempo algunas actividades han servido para que la humanidad haga de la misma una forma de recrearse, una manera de estar satisfecho consigo mismo dicen algunas personas, otras expresan sencillamente: lo hago porque me gusta pero además de eso como me pagan es mucho mejor. En el amplio mundo de los deportes por lo general es visto de la manera antes descrita; sólo que cuando es visto como un trabajo, la situación es distinta, ya que se debe cumplir con unas responsabilidades previamente establecidas por las partes, cuyo interés han demostrado desde la gerencia deportiva, quien ha observado talento en cada persona contratada para formar parte del espectáculo, y quien es contratado que lo tiene como una forma de vida, en muchos casos sin la asesoría correspondiente.

Lo antes expresado no es sólo una mirada que debe ser dirigida hacia los atletas, los entrenadores o los gerentes, tal situación también es observada en los árbitros, quien en los distintos niveles y contextos reciben una contraprestación por el desempeño de las funciones que ejerce como tal. En el fútbol de salón no es nada distinto a lo de otros deportes, e incluso para quienes hacen del deporte una actividad que ayuda la formación de la ciudadanía en algunas ocasiones también es inalcanzable para hacer los pagos; los presentes comentarios es con relación a lo que estaba sucediendo antes de la llegada de la pandemia, ya que en los actúales tiempos la suspensión de las actividades por decreto de la cuarentena en el caso de Venezuela no deja para mucho espacio. Pero indudablemente se debe seguir creciendo en cuanto al conocimiento para fortalecerse en muchos aspectos del deporte, y que los seres humanos sigamos pensando más desde el punto de vista de lo humano, y no para aprovecharse de lo humano.

Son múltiples las variables que se deben despejar en el sentido de que hacer o como hacer para que podamos avanzar sin tener en cuenta que para hacer deporte hay que realizar una buena inversión y no que se vea como un gasto, como hasta ahora es lo que se ha hecho en los proyectos contemporáneos, que no han podido sustentarse por si solos en el tiempo. No solo  eso, sino que además ese caballero que llaman donde dinero siempre ha sido necesario para resolver algunas eventualidades en el deporte, y cuando quien suscribe dice el deporte, se refiere en términos generales de la actividad deportiva en sus distinto niveles, desde el deporte comunal, estudiantil, alta competencia, y profesional; se agrega que hayan gerentes que estén más pendientes de resolver a favor de los proyectos realizados a favor de las personas, que en el clásico tema de la corrupción deportiva que cada día crece a pasos agigantados.

Es posible que cuando se aproveche el talento a favor de la mayoría, y se respete a la persona, dándole su real valor como un ser humano, que necesita que se le trate como lo que es, hayan cambios y los formadores y formados los tengamos como ciudadanos donde todos ganen, donde todos sumen siempre a favor de un mundo distintos, y aun cuando alguien tenga a montones a ese caballero que llaman donde dinero, seguro que ganamos un ciudadano con muchos valores.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta