Un deltano en Río

Antonio García está en Río de Janeiro, el conocido luchador deltano, quien en Atlanta 96 formó parte de la comitiva venezolana como atleta, vuelve a una justa universal en calidad de entrenador.

El batallador Antonio, un entrenador a la vieja usanza, al que le gusta exigir enormes esfuerzos físicos a sus atletas, tiene entre ceja y ceja la consecución de una medalla, logró que habría de impulsarlo al firmamento del deporte, y que le sacaría una antigua espina, la de colgarse al cuello, esta vez en la figura de uno de sus atletas la presea olímpica.

Para ello ha surcado nuevamente América, Europa y Asia, asistiendo a numerosas justas en compañía de sus «muchachos», y plantado cara a los cubanos, otrora figuras de la lucha entre los latinos y en el Caribe, con la firme aspiración de vencerlos; “es nuestro tiempo, Cuba y Venezuela están al mismo nivel, no hay diferencia, llegó momento de demostrar la calidad de la lucha venezolana”, afirma Antonio.

En Tucupita lo esperan, el viejo conflicto de la lucha lo cuenta entre uno de sus protagonistas, ahora es, según la directiva de Indeda el presidente de la Asociación, y tiene responsabilidades en agenda.

Triunfar en Río le haría bien, aunque para el pueblo deltano lo que venga es ñapa, Antonio es un grande entre nosotros.

Loading...