Un docente tuvo que “jalar machete” para ganarse unos plátanos tras no haber tenido nada para comer

“Jalar machete” es una expresión campesina venezolana que refiere al desmalezamiento usando la herramienta machete. Diferénciese del “echar machete”.

Dejó temporalmente sus ocupaciones como docente y se introdujo entre malezas para comer, para sobrevivir.

Julián Vásquez, un docente deltano que vive en Volcán, al sur Tucupita, aseguró haber trabajado el pasado lunes con un agricultor para poder ganarse 10 plátanos.

El docente tuvo que trabajar con un agricultor de la localidad de Volcán, para poder  poseer su pago con plátanos y así lograr llevar comida a casa. Vásquez asegura que no tenía qué comer para ese día.

Un plátano tiene un coste de 100 mil Bs, no obstante, tuvo un pago de 10 de este rubro, tras haber trabajado desde las 7 de la mañana hasta la 1 pm.

“El sueldo no da para comprar la comida como tal, por eso tuve que trabajar para ganarme la comida”, dijo el docente deltano.

Ante el salario mínimo de apenas un millón 400 mil Bs quincenal que percibe el docente Julián, se vio obligado a trabajar limpiando malezas y así “llevarle unos platanitos” a su familia de tres miembros.

Compartir contenido