Foto: archivo.

La falta de transporte en la ruta de la carretera nacional de Tucupita, obligó a que un grupo de pasajeros nocturnos acudiera a la empresa Transdelta para que esta habilitara unidades para que así los llevara a casa. Para tomar esta decisión, los afectados ya habían tenido que esperar tres horas en una parada denominada, miniterminal.

De acuerdo con un vecino que intentaba trasladarse para el sector Paloma el miércoles (28-11-18) en la noche, él y más personas estuvieron desde las 5 hasta las 8 pm esperando por un transporte.

La demora hizo que un grupo de personas se atreviera ir hasta la sede de Transdelta para exigir la habilitación de autos colectivos.

El encargado de guardia, a cargo de los autobuses Transdelta, al ver las inquietudes de los usuarios puso a disposición dos unidades cuyos conductores accedieron sin malhumorarse.

Sobre las nueve de la noche de ese día,  todos ya estaban abordando los autobuses rumbo a casa.

Loading...
Compartir