La carretera nacional de Tucupita a la altura de la comunidad de Agua Negra / Tanetanae.com.

Los militares apenas informan que se debe a un «nuevo decreto», no obstante, nada está claro.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, anunció el pasado 29 de abril que la parroquia Juan Millán del municipio Tucupita, permanecería aislada por representar una zona con alto riesgo para Covid-19, no obstante, la medida no había recrudecido hasta el pasado lunes 22 de junio, al menos es lo que presumen los confundidos ciudadanos.

Las personas que se trasladan desde el sur hasta el centro de la localidad, han reportado que han sido impedidos de avanzar en el punto de la Guardia Nacional de Agua Negra. Los ciudadanos desconocen el porqué de esta  medida, que fue asumida sin previa notificación pública. Hasta ahora sigue siendo un inusual aislamiento.

De acuerdo con los anuncios del presidente Nicolás Maduro, algunos estados fronterizos debían asimilar ciertos criterios preventivos frente al nuevo coronavirus. Delta Amacuro está en la lista de entidades bajo esta condición. Varios estados de Venezuela han incorporado los cierres entre parroquias.

Como se podrá recordar, Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, advirtió que los aislamientos por parroquias dependería «de las colaboraciones de sus cuidadanos» en el contexto de la pandemia.

Hernández había informado que la parroquia Juan Millán, más al sur de Tucupita, se había convertido en una zona altamente peligrosa para contagios de Covid-19, por la gran cantidad de retorno trinitario que no eran reportados a los organismos sanitarios, no obstante, para algunas personas que viven en este sector, resulta contradictorio cuando la vecina isla ya levantó el confinamiento y, en cambio, cientos de venezolanos planeaban regresar con ansias a la excolonia del imperio británico.

Hasta ahora ningún ciudadano está claro de lo que ocurre y agradecerían lo que oficialmente pudieran informar.

Loading...
Compartir