Se pudo conocer a través de una representante que la selección mini del estado Delta Amacuro, que debía viajar al campeonato nacional de la categoría en San Carlos, estado Cojedes, se quedó esperando por un bus de Transdelta que nunca llegó al gimnasio cubierto donde estaban los niños con sus bolsos y logística.

Una representante bastante triste manifestó «¿hasta cuando los atletas nuestro serán burlados? Siempre lo mismo”, aprovechando la ocasión para hacerle un llamado de atención al gobierno regional, al ente del deporte y a quienes rigen la disciplina en el estado, a que tengan mayor compromiso y responsabilidad.

Es lamentable ya que estos pequeños tenían más de dos meses entrenando y este tipo de decepciones conlleva a que bajen abruptamente su moral.

Cabe destacar que en el estado Delta Amacuro, el deporte no tiene unidades de transporte desde hace más de 4 años.

Loading...