Foto: archivo.

Horas antes de la juramentación de Nicolás Maduro como presidente ante el Tribunal Supremo de Justicia el pasado 10 de enero, los productos mostraban un precio que en cuestión de horas, aumentaría en un 90% en Tucupita.

Tal es el caso de los productos panaderos, cuyo ícono es el pan canilla, que tenía un importe de 400 bolívares en las panaderías de la capital deltana  primeras horas de la mañana. Tan solo horas después, su importe se elevó a 700 Bs.S, confirmaron varios deltanos consultados por Tanetanae.com.

El papel de cocina o toallín, tenía un importe de 1800, y en tan solo 30 minutos, se elevó a 3000 Bs.S la unidad.

Este mismo fenómeno económico se observó en los comercios de Tucupita con otros productos de uso masivo como el detergente, cuyo precio a inicios del 2019, era de 600 bolívares, pero ascendió a 900 bolívares el kilo en polvo.

El coste unitario de un lavaplatos en dos presentaciones de 250 y 500 gramos, alcanzaron medio, y un salario mínimo respectivamente.

Mientras los productos aumentan de valor económico,  el poder adquisitivo sigue cayendo. La moneda venezolana se pierde en un crítico estado desvalorizado, el billete debe ser llevado en fajos, tal como ocurrió en años anteriores.

Si se toma en cuenta el dinero en efectivo de más baja denominación del cono actual – 2 bolívares –  , un pan sobado se pagaría con 350 billetes.

Loading...
Compartir