Valderrama II

Son tiempos difíciles. Muchas personas se fueron del país, otras tantas cambiaron de ramo o profesión, un buen número no quiere responsabilidades en el gobierno y quienes aceptan, al final lo hacen como si un peso enorme cayera sobre sus hombros.

El mal se llama economía, cuando esa ciencia abstracta determina que hemos caído en la ruindad y nuestro peculio se va al barranco, todos padecemos pesadillas y vemos espantos.

En esas circunstancias únicamente queda un valor por rescatar: la lealtad y eso es lo que hace una dama que detenta una gran responsabilidad en el estado.

El nombre es Valderrama y su estatus lo alcanzó a fuerza de sudar la gota gorda bajo un sombrero de paja, en las estaciones de servicio.

Dos décadas en las buenas y en las malas, arropado por el paraguas de la Revolución, lo ubican nuevamente en un rol, que desempeñó años atrás.

En medio de esta coyuntura fidelidad, lealtad y compromiso, ni siquiera con el gobierno, con una persona, fueron determinantes para el retorno de Noel.

Desde este miércoles será el nuevo jefe de seguridad del estado. Éxitos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta