Foto: archivo.

Algunos habitantes del municipio Pedernales, en el estado Delta Amacuro, manifestaron estar en desacuerdo con una mínima cantidad de personas que residen en esa localidad, quienes supuestamente estarían representando una amenaza para la comunidad, donde habitan unos tres mil pobladores.

Rafael Linares, un vecino de la población afectada, cuestionó el martes (18.06.18) una deforestación del arbusto, mangle, que estaría ocurriendo desde hace dos meses, gestada por parte de “unos criollos” residenciados en el lugar, como Linares se refirió a los presuntos culpables.

El hecho ha generado incomodidades y preocupaciones entre los habitantes, ya que esta actividad podría causar severas consecuencias en un porvenir, como el desgaste o denudación de tierras en las zonas costeras.

“Desde nuestras casas podemos escuchar las sierras, todo el que apenas va entrando a Pedernales ya lo puede escuchar, es grave porque afecta las orillas, se lleva la tierra, los perjudicados somos nosotros”, dijo Linares.

Explicó que “los criollos” estarían pagándoles a unos 20 guyaneses y a algunos indígenas, para concretar con la deforestación. Con esto lograrían construir sus trojas o puestos de venta de pescados.

Admitió que nadie ha querido denunciar los hechos, porque “tienen miedo” a ser señalados.

“Si decimos algo, dicen que somos los malos, no sé hasta cuando seguirán con eso, porque nadie le pone un parao a eso”, concluyó Rafael Linares.

Loading...
Compartir