Vecinos de Ezequiel Zamora y Villa Deltana hastiados de robos a viviendas habitadas y sin habitar

Las viviendas en construcción en Villa Deltana, van camino de convertirse en un símil de la célebre novela de Miguel Otero Silva: Casas muertas.

Les roban todo tipo de materiales, con especial atención a puertas y ventanas. Las despojan al más puro estilo del viejo oeste, destrozando los marcos que las contienen.

Sus adjudicatarios no se han mudado en vista de la carencia de calles y servicios básicos, padeciendo el riesgo de conseguirse con verdaderas ruinas cuando las habiten.

Lo mismo pasa con las casas de Ezequiel Zamora, no hay empalizada que se le resista a los amigos de lo ajeno, a pesar de la vigilancia a la entrada y la presencia del muro perimetral, continúan ingresando a las viviendas, obligando a sus propietarios a vivir en una especie de estado de sitio.

Una verdadera plaga invade Ezequiel Zamora y Villa Deltana, obras emblemáticas del Buen Vivir en nuestro estado.

 

Loading...