Vendedores ambulantes afectados por la falta de dinero en efectivo

Javier Duarte se dedica a vender naranjas por las calles de Tucupita. Vive en el centro de la localidad y ya es uno de los que padece del asomo de la economía digital en Venezuela. La carencia de dinero en efectivo  ahora lo afecta.

Duarte ha caminado las calles de la localidad para vender naranjas, sin embargo, este no ha logrado venderlas todas porque los usuarios apenas tienen su poco dinero en sus cuentas, que debitan por pago móvil o puntos de venta.

Una naranja tiene un coste de 50 mil Bs. Javier solo pudo vender nueve frutas el pasado martes. Caminó la localidad durante 4 horas en medio del sol,  para  poseer 450 mil Bs, que apenas le alcanzó para comprar un pan canilla y otro “piñita”.

Una piñita tiene un coste de 100 mil Bs, mientras que el pan canilla supera los 300 mil Bs.

Su familia de dos miembros, está afectada. Él no tiene la posibilidad de adquirir un aparato de punto de venta y no tiene un teléfono para vincularlo con su cuenta bancaria, con el que podría activar el “pago móvil”.

“La gente solo pregunta si acepto pago móvil, pero no, no tengo nada de eso solo acepto efectivo”, dijo el deltano.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, dijo más recientemente que el país avanzaba hacia la digitalización de la economía, una iniciativa que aún no ha oficializado.

 

 

Compartir contenido