Venderlo todo con tal de curarse, la salud ha dejado de ser gratis en Delta Amacuro

Vender enseres de valor o esperar alguna remesa monetaria del exterior, son algunas alternativas de las personas para costear los gastos médicos de sus familiares enfermos, en Tucupita. Ellos reafirman que la salud no es gratuita.

La dolarización de los medicamentos y exámenes en los centros de salud de la capital deltana, obliga a la ciudadanía a vender sus electrodomésticos o esperar la ayuda de un familiar que está fuera del país, para ir al médico.

Un ciudadano abordado en Tucupita reveló que ha tenido que vender algunos enseres de valor y hasta quitar dinero prestado para cubrir los gastos médicos de sus padres, porque su salario en bolívares no le alcanza para hacerlo.

El consultado aseguró que por la dolarización, debe acudir a otras alternativas, por lo que, en su caso, tuvo que vender parte de sus electrodomésticos.

“Como nuestro salario es en bolívares, tenemos que vender algún artefacto para pagar la consulta médica y las medicinas”, afirmó.

Otra persona dijo que, para costear los gastos médicos de sus familiares enfermos, acuden a las remesas les envían sus familiares que están fuera de Venezuela, porque de lo contrario no ve otra alternativa.

El ciudadano añadió además que, gracias a las ayudas de sus parientes en el exterior, logró cubrir los gastos médicos de una de sus hermanas, que estaba delicada de salud. El desembolsó fue de 300 dólares, aproximadamente.

Todos han coincidido en que la salud pública dejó de ser gratuita y en la medida de lo posible, evitan ir a estos centros porque la carencia es generalizada. Han cuestionado además la calidad de los médicos, porque no tendrían la preparación adecuada para abordar los casos.

“En esos hospitales nunca hay nada, uno va y tiene que comprar todo, lo único que uno se ahorra es en la consulta, y con dudas en esos médicos, más nada”, dijo una de las personas consultadas respecto a cómo logra costear los gastos de salud en medio de la difícil situación  por la que atraviesa Venezuela.

“Gracias a que tenemos familias fuera pudimos pagar  todo”, dijo.

Más recientemente, Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro,  respondió a una denuncia en la que aseguraba que en el hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita, no había medicamentos.

La funcionaria instó a reportar esta anormalidad con los detalles de la hora y la fecha, para así determinar las guardias que afirmaron la inexistencia de fármacos, ya que, según Hernández, el centro de salud está equipado.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta