Venezolanos vuelven a puestos de trabajo en Trinidad

Los puestos de comida rápida todavía no pueden abrir sus puertas en Trinidad y Tobago. 

Foto: familiares y amigos de migrantes venezolanos que fallecieron al hundirse el barco en el que viajaban a Trinidad y Tobago  esperan noticias sobre la recuperación de sus cuerpos, en Güiria, Venezuela, el 18 de diciembre de 2020. © 2020 Yuri CORTEZ / AFP

Jesús David regresó a su trabajo en una ferretería de Princes Town el pasado lunes, día en el que algunas empresas fueron autorizadas para reabrir sus puertas, como lo informó Keith Rowley, Primer Ministro de la isla.

David, un joven de 20 años de edad del estado Sucre, había estado «matando tigritos», una frase venezolana que significa trabajar rápido con resultados que deben verse pronto y con un pago no necesariamente estable.

El criollo había permanecido en zozobra desde finales del pasado mes de abril, cuando progresivamente comenzaron las restricciones, hasta los toques de queda durante el mes de junio. No obstante, varios de sus amigos trinitarios les facilitaron ayuda humanitaria, así como la exención temporal del pago del arriendo; todo para que no regresara a su país, del que salió huyendo por la crisis.

El lunes se incorporó a su trabajo en una ferretería, donde afirma estar cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad. Pese a que han abierto a medias, Jesús David está esperanzado en que con el pasar de los días, llegará una normalidad relativa. Así podrá seguir ayudando a su familia de Carúpano, estado Sucre, una de las entidades venezolanas más próximas a Trinidad y Tobago.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta