Foto de archivo web.

Por Ana Colina.

La señora Damelis Carreño registrada así en la reconocida página web Ventas Tucupita, tenía en venta un paquete de pañal. Esta le comunicó a una cliente que le depositara 4.000 Bs en el Banco de Venezuela, una vez depositado ella enviaría a su esposo que lleva por nombre Rafael Antonio Campo al centro comercial Traki donde finalmente entregaría el producto, denunció una usuaria de una estación radial en la capital deltana.

Su cliente una vez que depositó los 4.000 Bs llamó a la señora Carreño pero nunca tuvo respuesta.

La red social de Ventas Tucupita parece no tener un control sistemático control de compra venta, por lo que sus seguidores aprovechan para agilizar sus irregularidades.

Loading...