La reserva de combustible ha sido un fuerte motivo de discordia en el Delta.

La carencia de conocimientos acerca de la naturaleza del dispositivo y la escasez de información sobre su funcionamiento, han sido en parte la causa del problema.

Es lógico, a mayor oscuridad y confusión, sobre la base de mitos urbanos inciertos, menor claridad sobre el tema.

Recientemente el Vicealmirante Euclides Brito, Comandante de la ZODI 61, se expresó con propiedad sobre sus características, profundizando en un asunto que en tiempos de crisis es más espinoso de lo que cabría pensar.

1.- ¿Cómo definir la reserva de la bomba de combustible?

EB: Existe una mala concepción o una mala denominación de esa reserva que se dice es una reserva de la bomba.

Ese realmente es un nivel de seguridad para el buen funcionamiento del equipo, para evitar que el equipo, la bomba como tal, el dispositivo que bombea la gasolina desde el tanque hasta los surtidores de combustible, falle. Para evitar que vaya a fallar, toda bomba necesita mantener el fluido con el que trabaja, así se evita su recalentamiento y posterior quemado.

Entonces, los tanques que tenemos en las estaciones de Tucupita, deben mantener un nivel de seguridad; La Redoma y La Salida poseen tanques promedio de 35.000 mil litros de capacidad y está establecido, no por el comandante de la Zodi, no por la gobernadora, un nivel de seguridad por Pdvsa donde las estaciones deben de mantener 4.000 mil litros por tanque que es la altura a la cual la bomba con seguridad puede operar.

2.- ¿Es igual para todas las bombas?

EB: No, varían. Es completamente diferente para la estación del servicio de San Rafael, porque el tanque es aéreo y sin embargo se mantiene un nivel de seguridad porque puede agarrar aire en el momento en que succiona la bomba y ocasionaría fallas en su funcionamiento.

Posterior a este nivel de 4.000 mil litros por tanque, existe una reserva estratégica que ordena Pdvsa a las estaciones de servicio.

3.- ¿Han vulnerado esa disposición en alguna oportunidad?

EB: Nosotros nos hemos quedado en ocasiones para surtirle la gasolina al pueblo sin ese nivel de reserva estratégica. No hemos permitido que las estaciones de servicio mantengan una reserva estratégica adicional a eso, yo como responsable de la seguridad del estado Delta Amacuro debo mantener la reserva estratégica en el nivel adecuado para la parte operativa de la seguridad y defensa del territorio deltano.

En ocasiones he permitido que esa reserva baje un poco para darle al pueblo acceso al combustible

4.- ¿Entiendo Vicealmirante que la reserva jamás se debe tocar, siempre debe estar allí, es decir, la reserva es como si fuera el piso de la bomba…y sobre ese piso es que trabajan siempre? 

EB: Exactamente, más allá de decir que no se debe tocar es que no se puede, lo único que podemos hacer es probablemente bajarle 200/300 litros y va llegar un momento en el que la bomba no va succionar y lo que va a hacer es quemarse.

Loading...