Desde el 20 de julio del año 2017, más de 2864 familias de los municipios Antonio Díaz, Tucupita y Casacoima,  están afectadas por la crecida del río Orinoco.

Los deltanos han perdido sus siembras, producción animal, enseres y sus casas.

A pesar de que el gobierno regional junto a Protección Civil han abordado las comunidades inundadas, los damnificados han exigido que les cumplan con respectivas viviendas.

Loading...
Compartir